“Dos caminos: videopoesía” de David Francisco

dijous, 25 d’abril de 2013

“Dos caminos:Videopoesía”

Tal vez sea por curiosidad, o tal vez por incredulidad, pero no puedo buscar la poesía sólo en los libros, sólo en la palabra. La poesía como ese instante de suspensión, de distanciamiento inmóvil, de mutismo y opresión, esclavo y liberador, alejado de toda belleza y toda realidad cotidianas. La poesía como esa vibración que me hace sentir tan pequeño frente a ella, tan inútil que no puedo describirla, sólo intentar registrarla, grabarla. Porque aunque trabajo con la imagen y el vídeo, siempre digo que no me interesa el cine, me interesa la poesía.
Pero muy a menudo ese estremecimiento que me quita la razón a otra persona no le produce el mismo efecto, por eso pienso que la poesía no está más que en la mirada, que la poesía es la mirada.

Una fuerza hipnótica, fragmentos de Espectral, de Ángel Guinda:


Mi casa es, de Reyes Guillén:


La maldición no es un objeto de anticuario, de Marian Raméntol:



No tengo un plan. Nunca grabo imágenes para ningún proyecto concreto. Intento tener siempre la cámara cerca y grabarlo todo. No sé por qué ni para qué, pero tengo que hacerlo, y es inevitable. Sólo empiezo un proyecto cuando en algún poema descubro al fantasma que siempre nos acompaña a todos y me dice 'ahora'.
'Ahora' son momentos de abstracción, de reunir las imágenes y no pensar, solamente sentir, bucear en todo el material grabado escuchando el poema, hasta que las imágenes y los versos se van uniendo, complementando.

Mi bisabuela, de Reyes Guillén:



Amor necat, poemas de Manuel M. Forega:



Si consideramos que, en una película, la banda sonora es música que acompaña a las imágenes y da énfasis a la narración, creo que un videopoema debe ser una 'banda de imágenes' que enriquezca y complemente al poema y a la voz que lo recita. Pero el protagonista tiene que ser el poema, y las imágenes acompañar sin eclipsar, sugerir sin explicitar, impactar sin despistar, sin desviar la atención del espectador de lo importante: el poema. Y sobre todo, no ser una traducción literal de cada verso.
Un videopoema ha de intentar ir más allá, a la esencia, a la Poesía, y hacer que finalmente imagen y palabra no sean más que dos caminos, dos formas para expresar un mismo origen, una misma idea.

Algo muy profundo recorre mis catacumbas, de Cesc Fortuny i Fabré:



El infierno de las letras, de Subhro Bandopadhyay:



David Francisco
Agosto 2012



David Francisco (Madrid, 1987).
Hace vídeos, entre los que no destacan 'Fluido Error', 'Versavice', 'SOIS TODOS UNOS CERDOS', 'El amor en su ausencia', 'La vuelta a uno mismo en 80 segundos' o la película 'La diferencia'.






6 comentaris:

MiLaGroS ha dit...

Eres un artistazo. un poeta de la imagen. A ver cuando me ha es un video a mi. Un abrazo.

Manuel Martínez Forega ha dit...

Davicín: ¡Artista!

Manuel Casal ha dit...

Estupendo, David. Propio de ti. Lo difundo. Un abrazo.

Mª Ángeles Cuéllar ha dit...

¡Chapeau, videopoeta!Yo ya sabía que tus ojos enfocaban con otra mirada, con una retina poblada de sueños e imaginación. Me gusta tu perfil.
Un abrazo.

Albert Lázaro-Tinauut ha dit...

Has creado un estilo, David, o como se dice ahora, "una tendencia": tus vídeos son poemas superpuestos a otros poemas, o viceversa, como quieras. Sólo compone nuevo arte quien tiene talento para ello y más ideas de las que caben en la cabeza.

itaca ha dit...

Talento, sensibilidad, inteligencia y apertura de nuevas vias. David, esto tiene que explotar¡¡¡